Situación

Una empresa de inyección de plásticos dispone de tres máquinas frigoríficas (chillers): dos de 165 kW frigoríficos y una de 265 kW. La demanda de frío se ve aumentada por la instalación de nuevas máquinas de producción. La solución más económica a corto plazo sería instalar un nuevo equipo de frío de 242 kW frigoríficos.

Soluciones

El equipo de 242 kW no es la mejor opción a medio y largo plazo. En lugar de eso se opta por instalar un chiller con inverter de alta eficiencia y 382 kW, eliminando al mismo tiempo una de las viejas máquinas de 165 kW. Tratándose de un equipo eficiente, se consigue una subvención pública para su adquisición.

Resultados

El consumo energético del conjunto de equipos de refrigeración es un 24% menor que el que habría si se hubiera optado por la opción ineficiente (el conjunto del global de la planta es un 4% menor). El mayor coste del equipo eficiente se amortizaría en 3,2 años si la empresa asumiera todos los costes, sin embargo, gracias a la subvención se amortiza en 2,2 años. Después la compañia ahorra 12.500 € anuales.

Solicita información sin compromiso:

Nombre (*)

Empresa

Teléfono (*)

email (*)

País (*)

Comentario