Situación

Una empresa de fabricación de harinas y piensos de origen animal dispone de un digestor de vapor.

El agua del depósito, en forma líquida, pasa de un depósito a un intercambiador de calor, donde aumenta su temperatura hasta transformarse en vapor gracias a los gases de escape que circulan, provenientes de una caldera. El vapor se enfría en el digestor, donde vuelve a estado líquido. Cae en el depósito y vuelve a empezar el ciclo.

El depósito está abierto por la parte superior y el agua en su interior está a unos 80 ºC.

Soluciones

Sustitución del depósito por un recuperador de condensados, cerrado herméticamente y aislado térmicamente.

Resultados

El recuperador de condensados aumenta el rendimiento global de la instalación de vapor en un 9%.

Se solucionan los problemas que tenía la empresa de condensaciones debidas a la elevada evaporación de agua caliente del depósito. Además, se genera un importante ahorro de agua al evitarse la evaporación.

Las mejoras obtenidas con la instalación del recuperador de condensados permiten recuperar la inversión en 1,5 años.