Situación

Una empresa de fabricación de asfalto dispone de tuberías y bombas para bombear el alquitrán. El alquitrán debe ser calentado para reducir su viscosidad antes de poder ser bombeado. El calentamiento de este alquitrán cuesta a la empresa 2 GWh anuales de energía térmica, es decir unos 70.000 € de gas. Actualmente los aislamientos de las tuberías están en mal estado y ello redunda en pérdidas de calor innecesarias y evitables.

Soluciones

Sustitución de los aislamientos existentes por nuevos aislamientos más efectivos. Un estudio de las pérdidas mediante cámara termográfica permite detectar los puntos críticos así como comparar la situación de la instalación antes y después de la mejora.

Resultados

La sustitución de los aislamientos redujo la temperatura superficial en las tuberías en 15 ºC. La reducción de las pérdidas térmicas permitió reducir la potencia térmica necesaria para calentar el asfalto y ahorrar así un 5% de energía térmica (unos 100 MWh al año), recuperando la inversión en menos de 2 años.