España ratificará el Acuerdo de París sobre el cambio climático en 2017

Cumbre Clima ParisEl pasado 4 de noviembre de 2016 entró en vigor el Acuerdo de París después de que 55 partes de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) que suman al menos el 55% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero hayan ratificado el tratado.

Recordamos que los objetivos principales de este acuerdo son mantener la temperatura media mundial por debajo de los 2ºC respecto a los niveles pre-industriales. El acuerdo será legalmente vinculante, aunque no lo serán los objetivos de emisión de cada país. Se revisarán los compromisos de reducción cada 5 años, mediante un mecanismo transparente de seguimiento del cumplimiento. Las naciones se proponen que las emisiones “toquen techo tan pronto como sea posible”, para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y alcanzar un equilibrio entre los gases emitidos y los que pueden ser absorbidos en la segunda mitad del siglo.  Las naciones ricas deberán proporcionar recursos financieros a los países en desarrollo, movilizando un mínimo de 100 mil millones anualmente para apoyar la mitigación y adaptación hasta antes de 2025 que se prevé revisar al alza esa cantidad.

Ver noticia Diciembre 2015: https://ipsom.com/2015/12/resumen-de-paris-2015/

España, con gobierno en funciones hasta ahora, no ha podido ratificar el tratado, pero afirma Saavedra que la documentación está lista para que el Consejo de Ministros lo envíe a las Cortes la próxima semana. Se necesitarán entonces entre 3 y 6 meses para cumplir con la tramitación parlamentaria, por lo que España no se adherirá al tratado hasta 2017. Niega, además, que este retraso pueda suponer algún perjuicio para España, al no estar presente en los grupos de trabajo desde el inicio. El Acuerdo de París es el marco general, pero deben desarrollarse todos los reglamentos para aplicarlo.

El Ministerio de Medio Ambiente se plantea esperar a primavera, a que la Unión Europea fije los compromisos finales país por país, para desarrollar un proyecto en el que ellos esperan incluir a todos los sectores económicos afectados.

El gobierno necesitará el apoyo de su socio de gobierno, Ciudadanos, para la aprobación de dicha ley. La base de la propuesta de Ciudadanos sería un Plan Estratégico de Transición Energética 2030-2050 hacia un modelo que favorezca las renovables y la reducción del uso de los combustibles fósiles. También está en el Plan la intención de impulsar políticas de mejora de las prácticas industriales, aplicando medidas de eficiencia energética en industria, trasporte y hogar, potenciando el autoconsumo energético