La reforma energética afecta a todos

Entre otros aspectos de la reforma energética, el cambio de estructura tarifaria modifica las acciones a realizar en función del patrón de consumo de cada caso.

Los nuevos peajes están vigentes desde el 3 de agosto del 2013.

Veamos ejemplos:

Un piso vacío en tarifa doméstica de 5,5 Kw pagará a partir de 70 euros más al año.

Un local vacío en tarifa 3.0A con 30 Kw de potencia contratada pagará un 152 %, 1.436,03 euros. Es el típico caso de por ejemplo un restaurante o una oficina bancaria que cierra y “se olvidan” de dar de baja una acometida.

Un cliente de tarifa 6.1 migra a tarifa 6.2 con una inversión cercana al millón de euros, antes tenía un período de retorno entre 2-3 años y ahora tendrá un retorno de entre 4-5 años. Estaríamos hablando de acometidas con más de 5 MW de potencia contratada, con más de 30 GWh de consumo.

Un cliente industrial con el consumo estable a 5 turnos, por ejemplo de 1,1 MW de potencia contratada puede encontrar un ahorro del 20% en el gasto final. El mismo cliente a 2 turnos puede tener una penalización del 10%. A mayor consumo mayor ahorro. Ahora se paga un 30% fijo y un 10% variable aproximadamente, antes era al revés. La reforma fomenta el consumo estable y la potencia optimizada no el ahorro energético. Hablaremos de las renovables en otro artículo, hemos pasado de drama a tragedia.

Un red de oficinas, por ejemplo de un banco o una red de supermercados, en este caso jugar con la potencia, la discriminación horaria y el buen uso adecuado de las instalaciones. Puede suponer un ahorro o un incremento del 10-15% del coste, depende de cómo jugemos.

Una casa de verano, sería un caso parecido a un piso o local vacío, tendrá un incremento dependiendo de la potencia contratada.

Las actuaciones de eficiencia energética que no podamos trasladar a reducciones de la potencia están claramente perjudicadas. Por ejemplo dos variadores de frecuencia en bombas con una inversión de 34.000 mil euros y un retorno de dos años pasarían a un retorno de la inversión en tres o cuatro años. Una pérdida importante de rentabilidad.

Un cliente con contratación indexada verá en su factura los impactos que están sufriendo las distintas partidas, en principio todas las opciones que permitan ver con mayor transparencia las partidas de coste permiten tomar más y mejores decisiones.

Podemos seguir enumerando casos, creo que a todos nos afecta y debemos entender nuestro caso y saber cómo mejorarlo.

Es importante ver las siguientes premisas:

  • Se penaliza la potencia. “Existir” será más caro. Además, muy importante, todas las potencias actuales hay que revisarlas quedan obsoletas.
  • Se reduce la parte regulada del consumo. Consumir más será más barato. ¿Esto es incentivar la eficiencia energética?
  • En próximas informaciones hablaremos de las renovables. Lo dicho hemos pasado de drama a la tragedia.
  • Actuar sobre la tarifa, la facturación, la contratación, y los usos de la energía es más importante que nunca para evitar el gasto energético.

¿Qué harías tú? En tu casa, en tu empresa, en tu sociedad. ¿Dónde nos lleva esto? ¿Dónde queremos ir? ¿Esto nos lleva a dónde queremos ir?… entonces actúa.

Podemos ayudarte!

Cuéntanos tu caso:

Nombre (*)

Empresa

email (*)

Teléfono (*)

Tarifa

Consumo

Comentario