España es el segundo país europeo con más presupuesto para políticas de eficiencia energética

Por delante de Suecia o Francia, España sólo es superada por los Países Bajos, aunque existe un profundo desconocimiento de estas ayudas.

España dispuso el pasado año 2010 de 459 millones de euros destinados a políticas de eficiencia energética. Se trata del segundo país europeo que más presupuesto tiene destinado para este ámbito. Está por delante de países como Suecia, que el pasado año contó con 337 millones de euros invertidos o Francia con 319. Sólo le superan en presupuesto los Países Bajos, que destinan 1.100 millones de euros.

Dichas ayudas se tramitan a través del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de la Energía (IDAE) en colaboración con las comunidades autónomas. Las agencias responsables en materia energética de cada comunidad autónoma anuncian los períodos de solicitud de ayudas y recogen las solicitudes pertinentes. Los períodos de solicitud varían de una comunidad a otra: ahora por ejemplo están abiertos en Andalucía, Cantabria y el País Vasco y se espera que en los próximos mese se abran en Baleares, Valencia y La Rioja. El IDAE concede subvenciones para promover la realización de auditorías energéticas en edificios residenciales, comerciales y públicos y en plantas industriales. Las auditorías energéticas en industria pueden optar por defecto a subvenciones del 75 % de su coste, más que en ningún otro país de Europa. Sin embargo, hay todavía un profundo desconocimiento entorno a estas subvenciones, de manera que, en muchas ocasiones no se tramitan por el simple hecho de que no se sabe que existen. “Muchas veces los empresarios desconocen las ayudas que concede el Gobierno y las que se conceden desde las autonomías, desaprovechando, de ese modo, planes de eficiencia que les ayudarían mucho a disminuir costes y aumentar su productividad” afirma Joaquim Pareras, Director General de ipsom y añade “en otras ocasiones, sólo por el miedo a realizar trámites que lleven mucho tiempo, tampoco se solicitan las ayudas, cuando, en realidad no es tan costoso poder obtenerlas”.

Por otro lado, también optan a ayudas del IDAE las inversiones en mejora de la eficiencia energética en viviendas, industrias, vehículos eficientes, electrodomésticos eficientes, iluminación eficiente (luces fluorescentes compactas) y colectores solares térmicos. Las industrias más eficientes, además, disfrutan de reducciones de impuestos.