La Generalitat aprueba plan de ahorro para edificios y equipamientos públicos

El gobierno de la Generalitat ha aprobado un plan de ahorro energético para sus edificios y equipamientos a desarrollar entre 2011 y 2014. El objetivo del plan es reducir el consumo energético de la Generalitat al mismo tiempo que se potencia el desarrollo del sector de las Empresas de Servicios Energéticos.

El programa consta de dos fases: en una primera fase del plan se revisarán los contratos energéticos con el fin de detectar ineficiencias y posibles mejoras en las condiciones de contratación. Después, en la segunda fase, se estudiarán los centros de consumo para diseñar programas de inversiones en mejora de eficiencia al mismo tiempo que se forman y sensibilizan los trabajadores en buenas prácticas para el ahorro de energía. Todas las posibles mejoras detectadas que se puedan amortizar en menos de ocho años se realizarán de forma obligatoria.

Las inversiones se podrán realizar gracias a la colaboración con Empresas de Servicios Energéticos (ESEs). Así, casi la totalidad de los 296 millones de euros que se prevé que costarán las mejoras irán a cargo de las empresas privadas a las que se adjudique los proyectos, minimizando el gasto público. Las ESEs recuperarán la inversión y obtendrán un beneficio a través del ahorro energético de la Generalitat, y aún quedará un ahorro neto de 115 millones para las arcas públicas.